Translate

miércoles, 11 de abril de 2012

LA VIDA DE GEORGE


LA VIDA DE GEORGE
Me acerqué a la barra del bar del hotel, acababa de llegar de otro largo viaje de negocios.
 Al dejar mi abrigo, doblándolo con cuidado, en el respaldo del taburete la vi, ¡la mujer más elegante qué he visto nunca, sentada en un taburete cercano al mío tomaba con gran delicadeza una copa de champagne. La caricia de sus ojos azules me envolvió. La luz de su sonrisa me deslumbró. El vestido de cóctel negro se ajustaba perfectamente a sus espléndidas formas.
Buenas noches, te estaba esperando.
La miré sorprendido, nadie sabía que esta noche me alojaría en el Sheraton.
Disculpe, señora, ¿nos conocemos?
No, pero hace mucho tiempo que te espero.
Bien, una mujer misteriosa, interesante…
¡George! Acércate cariño, tu perrito quiere jugar.
Mamá, tengo que estudiar, mañana tengo un examen.
Tu padre estaría orgulloso de ti, siempre tan responsable.
Ambos me habéis dado buenos ejemplos, mamá.
“Quiere verme jugar, que me divierta, pero desde que papá no está soy el hombre de la casa. Tengo que crecer y estudiar mucho para poder cuidarla como merece, otra vez está cosiéndome los botones de mi camisa, con sus manos de hada. Cada vez más cosas se le pierden en la niebla del olvido, qué absurdo.”
¿Me permite ofrecerle una copa?
Por supuesto, disculpa, mi nombre es Kimberly.
Yo soy George, para servirla – me ofreció su mano de porcelana y se la rocé suavemente con un imperceptible beso.
Su cabello negro como un tizón contrastaba con el mío, salpicado de mechas blancas.
Su perfume era embriagador, ¿cómo podía existir una maravilla así?
¿Se aloja en el hotel?
 No, pronto me iré y tú vendrás conmigo. ¡Háblame un poco de ti!
No salía de mi asombro, decidí seguir su juego si es que jugaba a algo.
 “Otro vez llego tarde a casa, Dorothy me está esperando en el sillón del salón, apenas iluminada por la luz de la luna que entra por la gran ventana de la terraza. Se levanta y se refugia en mis brazos.”
¿Cómo te ha ido el día cariño? Te estaba esperando, tenemos que hablar un poquito, si no estás muy cansado.
Para ti siempre estoy en forma amor mío, ya lo sabes. ¿Cómo están los peques, se portan bien?
En casa todo está en orden cielo, lo único que me gustaría es que te tomaras unas vacaciones, trabajas demasiadas horas. ¡Dime que si, por favor!
De acuerdo, lo que tú quieras, ¿Tienes algún plan, qué te gustaría?
La próxima semana los niños tienen vacaciones, había pensado en un crucero, si te parece bien mañana voy a encargar los billetes.

Esa fue la última noche que la vi, a ella y a nuestros dos hijos. Un camión chocó contra su coche durante el trayecto a la Agencia de Viajes.

Tranquilo, ahora tú y yo vamos a reunirnos con ellos y con tus padres.

¡Y el ángel se me llevó!  El infarto fue fulminante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS.